Si los hijos insisten en la reconciliación

 

El divorcio para los niños representa el hecho que sus padres ya no quieren vivir juntos. A pesar de la decisión, los niños continuarán esperando su reconciliación.

 

Es natural que tengan la fantasía de que algún día sus padres vuelvan a estar juntos pues guardan todavía la esperanza de tener un hogar feliz. Algunos estudios muestran que aún después de muchos años los niños reportan el anhelo de que sus padres estén nuevamente juntos, aunque peleen.

"Es posible que el niño no haya comprendido realmente lo que pasó o que no cuente con herramientas para visualizar la nueva vida"


Los progenitores deben explicar a los niños que ellos han tomado una decisión porque creen que así todos estarán mejor y no desean vivir en medio de la tensión que afecta las relaciones familiares.

 

En este sentido, ambos consideran que deben vivir separados. Por eso es necesario dar a los niños la oportunidad de expresarse y hacer preguntas que les ayuden a entender la decisión y a ajustarse a los cambios que el divorcio trae. 

 

Si ellos se niegan a aceptar este hecho, los padres deben legitimar la tristeza de los niños y su deseo de que no se separen, pero ayudarle a entender que aunque permanecer juntos será, en la mayoría de los casos, lo mejor, el bienestar de los padres es vital para la relación y el divorcio puede representar el único medio para que ambos lo estén.


Como la separación de los padres es un proceso muy doloroso, uno de los aspectos que mayor trabajo le cuesta al niño es aceptar que esto es así. Una gran parte es cuestión de tiempo ya que debe elaborar el duelo de la pérdida de algo muy valioso para él: su familia. La otra tiene que ver con una actitud comprensiva y apoyadora de los adultos que con afecto, pero también con principio de realidad le ayuda a entender y asumir este evento de la vida.

 

Sin embargo, es importante revisar algunas actitudes de los padres con respecto a lo que expresan o a la forma como se tratan entre ello, ya que involuntariamente pueden  transmitir a los niños un mensaje equivocado.
Si los niños persisten y expresan mucha angustia ante la situación, consulte un profesional que le ayude al niño a elaborar el duelo y a ver nuevas perspectivas. Es posible que el niño no haya comprendido realmente lo que pasó o que no cuente con herramientas para visualizar la nueva vida pues guardan todavía la esperanza de tener un hogar feliz.


Por: María Elena López


Divorcio, Sicología, Niños

     

El Divorcio

Divorcio: Si o No
Tomada la Decisión
Un Buen Divorcio
Relación Con La Expareja

Ser Divorciado

Recuperándose
Padre Divorciado

Los Hijos

Como Viven El Divorcio
Viviendo En Dos Casas
Cómo Ayudarlos

Nuevas Parejas

Una Segunda Oportunidad
Familia Ampliada
Dificultades