Un nuevo vocabulario en el salón de clase

 

Los niños que se enfrentan al divorcio de sus padres, están permanentemente expuestos a escuchar expresiones como “la familia se acabó, se destruyó”, “son hijos de papás divorciados”, o “el matrimonio fracasó”. Por tanto, estas palabras los llevan a sentir que ellos y sus progenitores son inadecuados y fracasados, y su vida está condenada a la infelicidad.


Es indudable que la separación genera cambios en el lugar que ocupan los niños, y la forma como se sienten dentro de su grupo de amigos y compañeros. No se puede negar que aun hoy la familia primaria es más aceptada y se le asigna mayor valor que a la que surge después del divorcio.

 

Ello genera en los pequeños sentimientos de vergüenza por su situación. Además, les es difícil encontrar el vocabulario positivo que les permita referirse al estado actual de la estructura familiar. Por esto, el colegio y el salón de clases se convierten en apoyo indispensable para ayudarles en este proceso.


Los profesores constituyen invaluable soporte para los pequeños en la adquisición de un lenguaje constructivo encaminado a aceptar la transformación de su familia y el fortalecimiento de los sentimientos de pertenencia a ella.

 

Para hacerlo los maestros deben convertirse en propiciadores de este nuevo vocabulario con el objeto que el niño pueda integrarlo en su vida.

 

Así, para un menor es diferente escuchar por parte de su profesor, que vive con su madre durante la semana y con su padre los fines de semana, en lugar de que estuvo visitando a su papá durante esos días.

 

La primera afirmación le trasmite como mensaje que comparte su vida con ambos progenitores, aunque sea en tiempos diferentes, mientras que en la segunda, él se ve obligado a sentirse como un extraño en la vida de su padre.


Este nuevo vocabulario debe utilizarse en todas las actividades que hagan referencia a la familia. El maestro debe aprovechar estos momentos para reforzar en los niños su sentido de pertenencia a un grupo que vive en dos casas. 

 

Debe trabajar en los pequeños el hecho que comprendan que una familia es un grupo de personas que comparten un afecto especial y único, y que lo que los une son los lazos afectivos y no el lugar donde viven. Esto debe hacerlo a través de afirmaciones en las cuales papá, mamá e hijos siguen conformando la estructura familiar.

"las palabras que utilicen los profesores que los rodean les ayudarán o harán más dolorosa la adaptación a los cambios que les ha traído el divorcio de sus padres"


De este modo, el objetivo es cambiar aquellas palabras que tienen un sentido negativo por otras positivas que representen la pertenencia al grupo que se ha transformado. La lista que encuentra a continuación es una muestra de la forma como se debe utilizar un lenguaje constructivo con los menores.

 

  1. Vives con tu papá o mamá, estas con...
  2. Vives con tus padres en dos casas
  3. Tu papá se trasladó a su nueva casa.
  4. Tu familia es una familia que vive en dos casas
  5. Tu familia no se acabó, cambió su forma de vida.
  6. Tus papás están separados y tú vives con los dos
  7. La señora de tu papá o el marido de tu mamá, los hijos de… Usar nombres propios  


Hay que recordar que el lenguaje es el medio que facilita a los niños construir la realidad, los valores y las prioridades de la vida. También, les da soporte a sus creencias y define los roles que desempeñan en cada etapa de su existencia. Por lo tanto, las palabras que utilicen los profesores que los rodean les ayudarán o harán más dolorosa la adaptación a los cambios que les ha traído el divorcio de sus padres. Es indudable que enseñarles a cambiar algunas expresiones, les permitirá modificar sus sentimientos.

 

Por: Gloria Mercedes Isaza   


Divorcio, Niños y Psicología

     

El Divorcio

Divorcio: Si o No
Tomada la Decisión
Un Buen Divorcio
Relación Con La Expareja

Ser Divorciado

Recuperándose
Padre Divorciado

Los Hijos

Como Viven El Divorcio
Viviendo En Dos Casas
Cómo Ayudarlos

Nuevas Parejas

Una Segunda Oportunidad
Familia Ampliada
Dificultades