Lo que piensan los hijos de la vida en dos casas

 

El cambio permanente de casa es una realidad en la vida de los hijos de padres separados. La vivencia de los pequeños dependerá de la forma como los padres manejen el traslado en las diferentes oportunidades. Si los dos aceptan que lo mejor para sus niños es disfrutar de las temporadas en cada casa y de la compañía de sus padres, los pequeños las vivirán con mayor tranquilidad y seguridad. Además, no sentirán que su alegría es una traición hacia ellos.

"La transformación de la vida de la familia de una a dos casas es un reto para todos"


A través de algunas de las expresiones de los hijos, los padres pueden saber lo que ellos encuentran de positivo y negativo de la vida que llevan en dos casas. Conocer sus comentarios les permitirá ayudarles en el proceso de adaptación y comprender sus sentimientos. Nos referimos a algunos como los siguientes:


ASPECTOS POSITIVOS:

 

  • ¡Mi familia vive en dos casas! Tengo dos cuartos para mi.
  • Mis papás están separados, pero yo vivo con los dos. -
  • ¡Por fin se acabaron los gritos!
  • ¡Me gusta estar con los dos!
  • ¡Me divierto mucho con mi papá!
  • ¡Hoy voy a la casa de mi papá! Vamos a hacer algo diferente.
  • ¡Mi mamá me hace sentir especial!
  • Mi papá me dedica más tiempo y atención ahora que cuando estaba casado con mi mamá.
  • ¡Me gusta viajar con ambos! Los dos son divertidos.
  • ¡Ahora me gusta el cambio! Cada casa es diferente.


 

 

ASPECTOS NEGATIVOS:

 

  • ¡Estoy cansado de empacar y desempacar mis cosas!
  • ¡Siempre extraño a papá o mamá! ¡Desearía que pudiéramos estar todos juntos! - Mi papá y yo nos ponemos tristes en las despedidas.
  • ¡No quiero ser más el mensajero de mis papás! Ojalá ellos pudieran hablar sin discutir.
  • ¡Mis papás no pueden dejar de pelear!
  • ¡Nunca sé cuándo voy a ver a mi papá! Él cancela nuestras citas por asuntos de trabajo.
  • Me gustaría pasar más tiempo con mi papá, pero mi mamá me dice que se siente muy sola sin mí.
  • Quisiera invitar a mis amigos a la casa de mi papá.
  • ¡Ojalá Dillan, mi perro, pudiera venir conmigo.

 

Los niños manifiestan a través de estos comentarios su necesidad de afecto, apoyo, tiempo y atención de parte de los padres. En pocos momentos de la vida de los niños la presencia de los papás es tan importante y no puede ser reemplazada por nadie más. La transformación de la vida de la familia de una a dos casas es un reto para todos. Requiere de paciencia y un interés permanente por la forma como los hijos están viviendo el proceso.

 

Suele ocurrir que la complejidad que conllevan estos cambios, impide que los padres miren más allá de sí mismos. Este es un error que se paga caro. Por eso hay que abrir los ojos para pensar en que seguimos siendo padres de esos pequeños que nos necesitan.

 

Por: Gloria Mercedes Isaza


Divorcio, Niños y Psicología

     

El Divorcio

Divorcio: Si o No
Tomada la Decisión
Un Buen Divorcio
Relación Con La Expareja

Ser Divorciado

Recuperándose
Padre Divorciado

Los Hijos

Como Viven El Divorcio
Viviendo En Dos Casas
Cómo Ayudarlos

Nuevas Parejas

Una Segunda Oportunidad
Familia Ampliada
Dificultades