No todo es oscuro cuando los padres se separan

 

Aunque la mayoría de las personas cree que el divorcio es una tragedia y los daños son irreparables, lo cierto es que a pesar de lo difícil que sea el proceso, hay cosas que pueden representar una mejora. Los niños pueden lograr algunas ganancias en otros sentidos, por ejemplo, estar más cerca de uno de sus padres, tener tranquilidad si el ambiente anterior al divorcio era muy tenso, por fin saber a qué atenerse después de reiterativas amenazas de separación por parte de sus padres.


No todo es culpa del divorcio Tampoco se debe pensar que todos los problemas de los niños se deben al rompimiento. Ellos tienen dificultades propias de su edad, que pueden resolver como cualquier otro niño. Esto es importante que usted se los haga saber.

"Durante el divorcio es normal que los hermanos se unan, buscan el apoyo en una persona que es cercana y que está pasando por la misma situación"

Por otro lado, como los padres ya no están en discusiones constantes y sólo hablan para lo que es necesario, seguramente consiguen estar más tranquilos y felices después del divorcio. Por eso pueden mejorar la relación con cada hijo y  estar más atentos a sus necesidades. De la misma forma, los hijos pueden conocer mejor a cada uno de los padres, y encontrar actividades que para compartir y aprovechar mutuamente.

 

La calidad de tiempo compartido El tiempo en familia para todos se vuelve más agradable y les da la oportunidad de conocerse y compartir. De esa forma, valores como el respeto, la honestidad y la responsabilidad resurgen en el contexto familiar y los niños pueden sentirse más a gusto en su hogar.  

 

Cuando la custodia es compartida, el niño puede sentir que tiene dos hogares en donde lo quieren, lo estiman y es esperado.   Tendrá tal vez más amigos gracias a los vecinos y conocer más lugares.


El apoyo de la familia extendida  Además es posible que los niños se acerquen más a otras personas como a los abuelos, tíos, primos, amigos y profesores. De cada una de estas personas pueden obtener consejos valiosos para enfrentar la situación. Durante el divorcio es normal que los hermanos se unan, buscan el apoyo en una persona que es cercana y que está pasando por la misma situación, y que por ello lo entiende.


Se amplia la gama de actividades Además, tienen la posibilidad de conocer otras actividades que los ayuden en el desarrollo de su personalidad. La cercanía a los otros y el encontrar personas que los aprecian los ayudará a una construcción sana de su autoestima, posibilitándoles así un desarrollo individual armónico.   Los padres igualmente encontrarán que hay muchas actividades que pueden realizar solos y que los ayuda a mejorar su estado de ánimo, y beneficiar la relación con sus hijos.


Un enfoque mas positivo  De esa forma, aunque el divorcio es una etapa difícil, depende del enfoque con el que se lo mire, pues puede ofrecerle a los miembros de la familia la oportunidad de acercarse y de encontrar elementos externos antes no explorados que los ayude en una construcción sana del sí mismo.


Por. María Elena López Jordán


Divorcio, Sicología, Familia

     

El Divorcio

Divorcio: Si o No
Tomada la Decisión
Un Buen Divorcio
Relación Con La Expareja

Ser Divorciado

Recuperándose
Padre Divorciado

Los Hijos

Como Viven El Divorcio
Viviendo En Dos Casas
Cómo Ayudarlos

Nuevas Parejas

Una Segunda Oportunidad
Familia Ampliada
Dificultades