La principal dificultad del hijo frente al divorcio

 

El divorcio conlleva cambios en la vida de los miembros de la familia, y lograr adaptarse a ellos minimizando las consecuencias, requiere de mucha atención y cuidado de los padres por su hijo.


La principal dificultad que enfrenta el pequeño cuando sus padres se separan es entender el proceso de transformación que está sufriendo su familia. Aceptar que no se ha destruido sino que ahora su conformación es diferente. Para lograrlo debe modificar el concepto que le ha sido enseñado y en el cual la estructura familiar está conformada únicamente por el padre, la madre y los hijos que viven en un mismo hogar.

 

Ahora deberá interiorizar un modelo que incluye a las mismas personas pero que habitan en dos casas diferentes. Es decir, debe saber que pertenece a UNA familia que vive en DOS casas. Este nuevo esquema permanecerá en el futuro aun cuando ingresen nuevos miembros al grupo. Para hacerlo, requiere que sus padres lo sientan de la misma manera.

 

Cuando los adultos asumen que la familia desapareció con el divorcio, llevan al hijo a sentir que ya no cuenta con el respaldo de este núcleo, indispensable para su seguridad y desarrollo. Recuerde que no es posible dejar de pertenecer a la familia de los hijos sin hacerles daño.

 

Otra dificultad que el niño enfrenta es tener que participar en los conflictos entre sus progenitores, en el momento de encontrarse. Muchos de ellos mantienen una relación agresiva y sin ningún respeto, y el menor es la trinchera de su disputa. Dentro de esta batalla se le convierte en mensajero de información y mediador de los conflictos de sus padres. Es frecuente que los padres piensen que esta no es su situación, ya que han roto toda comunicación o contacto con su expareja. Ellos deben saber que esta actitud es igualmente agresiva y también tiene consecuencias para los hijos.

 

Para ellos ver que sus padres a duras penas se saludan es una demostración de que con la ruptura se convirtieron en algo más que extraños. No comprenden por qué no pueden ser amables como lo son con otras personas más lejanas de su vida.

"Los dos deben comprender que aunque cada uno haya iniciado una vida independiente del otro, para el pequeño la de ambos forman parte de la suya"


Asimismo, el traslado de casa produce en el menor sentimientos de temor y deslealtad, pues deberá manejar la información sobre sus experiencias y actividades en forma diferente en cada ambiente. Aprende que la mejor forma de mantener la paz entre sus padres es ocultar las experiencias que ha tenido al lado de uno o de otro.

 

Esta situación es aún más perjudicial cuando alguno de los padres le ha indicado que no debe contar al otro acerca de lo que han vivido juntos. Los dos deben comprender que aunque cada uno haya iniciado una vida independiente del otro, para el pequeño la de ambos forman parte de la suya. Ayudar al niño a superar estas dificultades requiere de la constancia, la paciencia y el amor de los padres.


Por: Gloria Mercedes Isaza


Divorcio, Hijos y Sicología

     

El Divorcio

Divorcio: Si o No
Tomada la Decisión
Un Buen Divorcio
Relación Con La Expareja

Ser Divorciado

Recuperándose
Padre Divorciado

Los Hijos

Como Viven El Divorcio
Viviendo En Dos Casas
Cómo Ayudarlos

Nuevas Parejas

Una Segunda Oportunidad
Familia Ampliada
Dificultades