Cómo prevenir la angustia de separación

 

Cuando los padres se separan, los niños se sienten vulnerables y pueden experimentar desconfianza y falta de seguridad en sus propias capacidades para enfrentar con éxito esta situación.

 

Pueden sentir temor a nuevas pérdidas y por lo tanto aferrarse de manera desproporcionada a uno de los padres.

 

No todos los niños experimentan esta situación. Esta ocurre cuando el tema del divorcio resulta especialmente difícil.


La actitud que los padres adopten frente a estos comportamientos es definitiva para superar estos eventos. En primera instancia tenga una actitud comprensiva cuando se presenten estos comportamientos.

 

No se angustie y mantenga el control. Muestre a los niños que entiende como se siente pero déle seguridad de que todo estará bien y sus padres no lo abandonarán pase lo que pase. Fomente la confianza del niño en sí mismo. No lo sobreproteja, permítale hacer todo aquello para lo cual esté preparado.

 

Revise sus miedos para no transmitirle sus propios temores. Cuando se vaya a despedir, hágalo de forma definitiva, si usted retarda su salida sólo logrará que el apego sea mayor y que la separación sea más complicada. 

 

En próximas oportunidades puede utilizar esos síntomas para manipularlo y evitar que se vaya. Dígale a su hijo adónde va y aproximadamente cuánto tardará.


Sea creativo e idee formas de despida que sean alegres, así usted no mostrará preocupación y hará del momento algo menos trágico. Este cuadro se presenta en familias en donde los lazos familiares son muy fuertes. 

"Fomente la confianza del niño en sí mismo. No lo sobreproteja, permítale hacer todo aquello para lo cual esté preparado"

Es importante darle a entender al niño que estos vínculos pueden mantenerse intactos aunque estén separados por un tiempo. Cuando salga y le informe qué va a hacer, cúmplalo, de esa forma él sabrá que puede dejar de preocuparse. 

 

Comparta actividades que les ayuden a los dos a fortalecer el vínculo y que ambos sientan que la relación es tan fuerte que estar separados por un rato no resultará en abandono o pérdida. Es preciso reiterarle esto cuantas veces sea necesario. Sea paciente, acompáñelo y tenga una actitud comprensiva.

Por: María Elena López

Divorcio, Sicología, Padres

     

El Divorcio

Divorcio: Si o No
Tomada la Decisión
Un Buen Divorcio
Relación Con La Expareja

Ser Divorciado

Recuperándose
Padre Divorciado

Los Hijos

Como Viven El Divorcio
Viviendo En Dos Casas
Cómo Ayudarlos

Nuevas Parejas

Una Segunda Oportunidad
Familia Ampliada
Dificultades