Actitudes que deben evitarse

 

Muchas actitudes de los padres contribuyen a hacer más difícil la aceptación de la separación por parte del niño.
Culpar o hablar mal del excónyuge, sobretodo en presencia de los menores. Esta actitud les genera una gran confusión, además que los sitúa en la penosa posición de tener que decidir entre dos personas que ama por igual.

"Mantener las rutinas y la actitud hacia la disciplina les ayudará a recuperarse más rápidamente"


Hacer del hijo el confidente, compartiendo con él los sentimientos y emociones de los adultos. El niño no debe asumir el papel de apoyo moral, ni posponer sus intereses en espera de que los padres dejen atrás la agonía del divorcio.


Colocarlo en el centro de las disputas. El niño no debe ser mensajero ni mediador. Tampoco debe participar en las peleas de los padres. Los niños pueden acabar sintiéndose utilizados para castigar a uno de los padres. Los padres no deben discutir delante de los niños los reclamos sobre aspectos correspondientes al dinero, la custodia o la conducta del otro.
 

 

No proporcionarle inestabilidad. Los cambios adicionales, hacen que los niños se sientan más inseguros. Mantener las rutinas y la actitud hacia la disciplina les ayudará a recuperarse más rápidamente. Convertirlo en mensajero. Muchas veces la imposibilidad de los padres de llevarse bien hace que la información que debe ser tramitada por estos debe ser dada al otro a través del niño.

 

Esta situación tarde o temprano se convierte para el niño en una pesada carga que debe asumir y de la cual no sabe como liberarse.
Hablar mal de la expareja delante del niño. Esta situación pone al niño en el dilema de fijar una posición frente a cada uno de ellos, además del dolor que le produce ver desprestigiado a uno de sus padres por parte del otro.

 

Todos estos comportamientos de los padres afectan el universo emocional del niño sobrecargándolo y generando angustia y frustración, incluso lo hace sentirse utilizado, como un hecho que le hará perder la imágen verdadera que necesita de sus padres para lograr un verdadero desarrollo.

Por: María Elena López

Divorcio,Sicologia,Padres


   

El Divorcio

Divorcio: Si o No
Tomada la Decisión
Un Buen Divorcio
Relación Con La Expareja

Ser Divorciado

Recuperándose
Padre Divorciado

Los Hijos

Como Viven El Divorcio
Viviendo En Dos Casas
Cómo Ayudarlos

Nuevas Parejas

Una Segunda Oportunidad
Familia Ampliada
Dificultades