¿Qué preguntarse antes de decidir la custodia?

 

Aunque muchos profesionales consideran que la custodia compartida es la mejor opción para el bienestar de los niños, es necesario que ambos padres sean plenamente conscientes de las razones por las que quieren tenerla, siendo honestos sobre la relación que han mantenido con cada hijo y las posibilidades de convivir con él.

 

 Es importante reflexionar sobre el rol que han cumplido y cumplirán como padres. La personalidad tanto del padre como del hijo, la cantidad y la calidad de tiempo que han pasado juntos, la edad actual de los hijos, los cambios que vienen en camino, la comunicación entre ambos, la confianza y la posición del padre en la relación, actitud frente a los problemas actuales, son factores importantes a la hora de tomar esta decisión.

"Si los padres son honestos y justos sobre su desempeño, tienen conciencia de sus fallas y aciertos y la manera cómo puede resolver sus errores, , hay mayores posibilidades de que la decisión favorezca el desarrollo integral del niño"

Otras que tienen que ver con la vida cotidiana también son aspectos que deben ser tenidos en cuenta. Por ejemplo las actividades que comparten, los intereses y preferencias, los amigos, los lugares favoritos, las películas y libros que le interesan o el deporte que practican. Ser padre es un trabajo de 24 horas, 7 días de la semana, vacaciones incluidas.

 

Cuando se busca tener la custodia de un hijo y se conocen todas estas características la decisión estará más orientada a su verdadero fin que es el de construir una sólida relación padre-hijo. 
 

 

En este sentido habrá mayor disponibilidad como padre para ayudarlo durante el proceso del divorcio y mostrarle que las cosas pueden ser mejores. Por esta razón cuando se debate el tema de la custodia no sólo es necesario reflexionar sobre la relación presente, sino sobre lo que se aproxima.

 

Es importante que los padres piensen sobre lo que va a venir, los cambios que darán los hijos y con ellos los intereses, las necesidades y las actividades.

 

Tener la custodia no sólo es darle al niño económicamente lo que necesita, ni arreglarle un cuarto según sus gustos, significa tener el tiempo para atender con dedicación y responsabilidad a estas.

 

Uno de los aspectos más importantes, es mantenerse como una figura de autoridad que guíe y le muestre al niño con cariño y el apoyo que el niño necesita y las herramientas para mantener su bienestar. Si los padres son honestos y justos sobre su desempeño, tienen conciencia de sus fallas y aciertos y la manera cómo puede resolver sus errores, hay mayores posibilidades de que la decisión favorezca el desarrollo integral del niño.

 

Esta reflexión debe buscar hacer consciente al padre sobre lo que viene y qué tan capaz se siente para ayudar y acompañar a los hijos en ese momento pero también para ser una figura que lo guíe cuando crezca.

 

Todos esos procesos son importantes en la vida de los niños y los padres deben ser realistas sobre quién es el más adecuado para estar presente la mayor parte del tiempo en la vida del niño.


Por: María Elena López


Divorcio, Sicología, Padres

     

El Divorcio

Divorcio: Si o No
Tomada la Decisión
Un Buen Divorcio
Relación Con La Expareja

Ser Divorciado

Recuperándose
Padre Divorciado

Los Hijos

Como Viven El Divorcio
Viviendo En Dos Casas
Cómo Ayudarlos

Nuevas Parejas

Una Segunda Oportunidad
Familia Ampliada
Dificultades