Definitiva la forma como lo enfrenta la pareja

 

El tiempo que tardan los padres en reponerse de su propia tristeza por el rompimiento y concentrarse en el bienestar de sus hijos, influye directamente en la posibilidad de que los niños superen este trance.

 

Aunque para estos puede resultar especialmente difícil recuperarse de los efectos emocionales, sociales y economicos de la separación es importante esforzarse por mantener el control y el equilibrio.

"Buscar ayuda de amigos, familiares o profesionales es una manera de encontrar diferentes perspectivas para aprender a manejar esta difícil situación"


Uno de los aspectos mas importantes es mantener el diálogo entre padres e hijos para expresar los sentimientos, aclarar la situación y planear la vida que sigue en adelante.

 

El entendimiento y la integración a través de la comunicación son los medios más eficaces para cubrir las necesidades afectivas del menor. Esto es garantía de confianza y apego, así como la mejor manera de establecer normas de respeto mutuo y definir responsabilidades.


 

 

Superar las tensiones entre los miembros de la expareja es la mejor contribución al bienestar de los niños, pues desde este punto en adelante deberán entenderse para seguir apoyando, protegiendo y guiando su hijo.

 

Son muchas las cosas que los padres deberán coordinar para hacer que estos se vean lo menos afectados posible; porque si sumado a la situación misma de separación, la comunicación se vuelve difícil, el niño terminará sintiéndose doblemente víctima de esta situación.


Es cierto que tener cabeza fría frente a estas situaciones no es fácil, pero si los padres consideran no solo lo que los afecta a ellos, sino que tienen en cuenta lo que ocurre en la mente y en las emociones de los hijos, podrán con seguridad ayudarles a construir un nuevo futuro.

 

Buscar ayuda de amigos, familiares o profesionales es una manera de encontrar diferentes perspectivas para aprender a manejar esta difícil situación. De esta manera es posible transmitir a los niños el mensaje de que ante la adversidad podemos sentirnos tristes y abrumados pero también con fuerza y voluntad para enfrentarla.

Por: María Elena López


Divorcio, Psicología y Padres

     

El Divorcio

Divorcio: Si o No
Tomada la Decisión
Un Buen Divorcio
Relación Con La Expareja

Ser Divorciado

Recuperándose
Padre Divorciado

Los Hijos

Como Viven El Divorcio
Viviendo En Dos Casas
Cómo Ayudarlos

Nuevas Parejas

Una Segunda Oportunidad
Familia Ampliada
Dificultades