Evalúe su relación antes de tomar la decisión

 

Cuando una pareja está en crisis y no logra superar las dificultades, se pregunta si la mejor opción para resolver los conflictos es la separación. Como esta es una decisión que afecta la vida de toda la familia, no resulta fácil decidir entre continuar la relación o terminarla.

 

Entonces es importante hacerse preguntas como las siguientes: ¿Está seguro de que el divorcio es su única opción? ¿Cómo saber si está preparado para enfrentar este duro proceso?

 


Muchas parejas que deciden separase no están realmente preparadas para enfrentar los cambios y las dificultades que trae el divorcio. Esto las lleva a terminar precipitadamente la relación, rompiendo todos los vínculos que existen entre ellos. Debemos recordar que el divorcio de una pareja con hijos, requiere que los lazos que la unen como padres se mantengan por el resto de la vida, para garantizar el bienestar de los niños.

"Observar qué funciona y qué no, es un paso importante para toda relación de pareja, esté o no en crisis"


Por eso, es importante que la pareja se prepare a fin de afrontar las dificultades que se presentan durante y después de la separación. Para hacerlo se sugiere llevar a cabo una evaluación que contenga algunos aspectos como los siguientes:

 


1. Cuáles son sus Sentimientos. Es difícil poder identificar lo que se siente por la pareja cuando se vive una crisis. Con frecuencia, en este momento se hace la evaluación por medio de lentes parcializados que nos obligan a ver únicamente los aspectos negativos que nos molestan de la persona. Por esto, antes de tomar la decisión resulta necesario hacer un ajuste de cuentas a fin de reconocer los valores y demás aspectos positivos de ella. También, tomar conciencia de lo que sentimos si estamos lejos de ella, qué tanta falta nos hace cuando hemos dejado de comunicarnos e igualmente nuestra respuesta en el momento de verla de nuevo. Es posible que el amor exista aun cuando las dificultades hayan afectado la intimidad y la cercanía entre los dos. Este, un punto crucial para poder determinar si el camino es el divorcio o la recuperación de la relación.

 


2. Cómo es la Relación de Pareja. Para poder construir una pareja sólida es necesario que se cree un mundo propio para los dos. En algunos casos, las personas se dan cuenta de que nunca construyeron este espacio y que su relación no era más que la vida de dos mundos individuales en una misma casa. Así, aunque comparten las obligaciones económicas y la educación de los hijos, otros aspectos no son vividos como pareja. Podemos decir que no han construido un verdadero vínculo conyugal. En algunos casos este es el origen de las relaciones fuera del matrimonio, en las que se encuentra la posibilidad de construir un mundo que pertenece a las dos personas. 

 

 

Cuando esto sucede, no siempre es posible reparar la relación. Para hacerlo se requiere ayuda.

 

3. Cómo está la Comunicación. No haber desarrollado una comunicación eficiente es uno de los aspectos que genera mayores dificultades y lejanía en la pareja. Nos referimos a varios aspectos que nos permiten lograr el acercamiento y el conocimiento de las dos personas.

Estos son:

a. LA COMUNICACIÓN VERBAL a través de la cual trasmitimos nuestras ideas y conceptos sobre diferentes aspectos de la vida.


b. LA COMUNICACIÓN AFECTIVA que abarca el tono de voz, la forma de mirar, la sonrisa, la ternura y todo contacto físico que demuestre interés por el otro.


c. LA COMUNICACIÓN A TRAVÉS DE LA ACTIVIDAD que se realiza cuando se comparten actividades que fortalecen la relación como bailar, tener un deporte común, ir a cine o a cenar.


d. LA COMUNICACIÓN SENSORIAL crea una identidad en la pareja a través de la afinidad de los sentidos permitiéndole disfrutar los mismos sabores, olores, colores y temperaturas.


e. LA COMUNICACIÓN SEXUAL genera el mayor acercamiento en la pareja ya que es la manifestación íntima del amor.


4. Cómo resuelven los Conflictos. La capacidad de una pareja para manejar sus diferencias es una de las claves de su buen funcionamiento. Cuando les es difícil superarlas, la tensión y la insatisfacción crece entre las dos personas. Generalmente, existen temas que son de manera especial difíciles de resolver. Por esto, lo primero es identificarlos y detectar cuál es la forma que cada uno tiene para evitar hablar de ellos.

 

Es necesario saber que conocer los mecanismos que se han utilizado hasta ahora para tratar de superarlos, les permitirá encontrar otras alternativas a fin de manejar la situación y poder obtener un resultado diferente. Observar qué funciona y qué no, es un paso importante para toda relación de pareja, esté o no en crisis. Además después del divorcio se convierte en un hecho fundamental que va a permitir la fluidez en el trato que se dan los padres en beneficio de la estabilidad emocional y económica de los hijos.

 


En conclusión, con información como esta usted puede analizar el estado de su relación de pareja. Tenga presente que durante el divorcio se debe fortalecer la comunicación verbal y afectiva, indispensable para poder desarrollar una relación respetuosa y cooperativa que mantenga los lazos familiares que requieren los hijos.

 

Por: Gloria Mercedes Isaza

Divorcio, Pareja y Sicología

     

El Divorcio

Divorcio: Si o No
Tomada la Decisión
Un Buen Divorcio
Relación Con La Expareja

Ser Divorciado

Recuperándose
Padre Divorciado

Los Hijos

Como Viven El Divorcio
Viviendo En Dos Casas
Cómo Ayudarlos

Nuevas Parejas

Una Segunda Oportunidad
Familia Ampliada
Dificultades