El divorcio: un camino o un fin

 

Existe el peligro evidente de utilizar el divorcio con objetivos diferentes al de terminar la relación conyugal. Hay que recordar que el único objetivo de la separación tiene que ser terminar la relación conyugal. Por esto, es importante que usted sea honesto y se pregunte cuál es el objetivo real que tiene cuando manifiesta su inconformidad con los conflictos y su intención de separarse.


Muchos cónyuges suelen amenazar a su pareja con el divorcio, sin pensar que con eso poco a poco se pierde la credibilidad en las personas y en la relación. Sin embargo, detrás de esta afirmación existen otras razones.

 

Estas pueden ser los sentimientos de rabia y frustración o el deseo de cambiar al otro. Con frecuencia se busca que este actúe como uno quiere, que tome en serio las peticiones de cambio o como señal de alarma de que el matrimonio está en franco deterioro, y por tanto lo que se pretende es una voz de alarma sobre el estado de la relación.

 

Es posible que en un principio se obtenga el resultado deseado, ya que el cónyuge siente miedo frente a la posibilidad del divorcio. Pero más tarde esto no produce ningún efecto y se convierte en una simple amenaza.
Algunas personas piensan que el divorcio es el mecanismo para que la pareja las valore de nuevo.

 

Entonces, el objetivo final no es el divorcio sino recuperar la relación. Sin embargo, la dificultad radica en que el mensaje que recibe la pareja es el opuesto al deseado.
CÓMO ESTÁN SUS EMOCIONES. El divorcio es una decisión que debe tomarse en un momento de calma, después de realizar un análisis claro y con la menor carga de emociones posibles.

 

Cuando esta se toma en un momento de enfrentamiento, la pareja corre el riesgo de jugar a me voy o me quedo, o de continuar una relación conflictiva después de la separación.

 

Estar preparado para el divorcio requiere que la persona no se mantenga atada a la otra a través de emociones negativas y pueda entender que aunque no desea continuar con la relación, ella tiene grandes valores.
 

 

CONSECUENCIAS DEL DIVORCIO. ¿Conoce las consecuencias que este proceso tendrá en cada uno de los miembros de la familia? El divorcio conlleva una pérdida irrecuperable para padres e hijos. Genera cambios en su forma de vida, su estabilidad económica y en sus relaciones sociales. Además, puede causarles inseguridad y miedo al futuro.

 

Todos deben enfrentar sentimientos de tristeza, dolor y rabia. Por esto, la pareja debe conocer lo que sucede después del divorcio con el fin de prepararse para enfrentarlo y poder ayudar a los demás miembros de la familia a adaptarse a los cambios. Si la persona no se siente lista para iniciar el proceso debe buscar la ayuda de un profesional que le acompañe en este paso previo a la separación.

"Hay que recordar que el único objetivo de la separación tiene que ser terminar la relación conyugal"


CUAL ES SU POSICIÓN FRENTE AL DIVORCIO. Es importante que cada miembro de la pareja evalúe su posición frente al divorcio. Debe saber si los acuerdos a los que deben llegar son el medio para obtener el bienestar de todos o un mecanismo de castigo y venganza.

 

Dependiendo de esto, el proceso de divorcio será amigable y respetuoso, o conflictivo y complicado. La transformación de la familia está directamente relacionada con la actitud de los padres. Por esto, es importante que las parejas aclaren los puntos anteriores antes de iniciar el divorcio para que puedan vivir dicho proceso en condiciones más amables, y que no se destruyan los lazos familiares.

 

Como se dijo antes, las parejas con hijos terminan la relación conyugal pero mantienen la relación parental que les une por el resto de la vida. Esta les permite lograr el objetivo principal que tienen como padres: el bienestar de los hijos.

 

Por: Gloria Mercedes Isaza

Divorcio, Pareja y Sicologia

     

El Divorcio

Divorcio: Si o No
Tomada la Decisión
Un Buen Divorcio
Relación Con La Expareja

Ser Divorciado

Recuperándose
Padre Divorciado

Los Hijos

Como Viven El Divorcio
Viviendo En Dos Casas
Cómo Ayudarlos

Nuevas Parejas

Una Segunda Oportunidad
Familia Ampliada
Dificultades