Qué dicen los hijos frente al nuevo matrimonio

 

Es frecuente escuchar cómo los hijos de padres separados rechazan los cambios que trae el nuevo matrimonio a sus vidas.

 

Usualmente se les oye decir: quiero volver a tener mi antigua familia… extraño la forma cómo vivíamos antes…. aun cuando papá y mamá pelearan mucho. Este es el deseo más difícil de superar por parte de los pequeños que deben enfrentarse al hecho paradójico de que sus padres buscan exactamente lo contrario.

 

Esta incapacidad de los hijos para alcanzar lo que piensan sobre la nueva realidad es la que los lleva a adoptar comportamientos inadecuados y actitudes de irrespeto y rechazo hacia el recién llegado.

"Es responsabilidad de todos los adultos involucrados ayudarles a aceptar la situación y permitirles sentirse orgullosos de la familia a la cual pertenecen ahora"

Precisamente en casos como estos cuando se les pregunta por la razón de su comportamiento, ellos responden simplemente con un “no lo sé” o “no me importa”. Desafortunadamente detrás de esta afirmación existe una realidad diferente que significa “me preocupó mucho y me importó mucho en el pasado… y sufrí mucho y por eso traté de cambiarlo… pero eso me hizo daño…, entonces si no me importa… no me va a doler ni afectar en ningún sentido…”.


Debemos tener presente que estas afirmaciones son un llamado de los niños para obtener de sus padres atención y amor, y en particular la certeza de contar con una familia en la que pueden confiar. Son temores y sentimientos encontrados que se manifiestan en los hijos a través de sus expresiones frente a los cambios y a las nuevas personas que han ingresado al grupo.

 

En general indican el miedo que tienen a ser abandonados, a perder el contacto con alguno de sus padres, a no tener la estabilidad económica con la que contaban hasta ahora y especialmente a que sus padres les dejen de querer.

 

Por eso tenerlas en cuenta nos ayuda a identificar la situación real y saber como enfrentar las circunstancias para llegar a una solución satisfactoria.

 

De las manifestaciones más frecuentes citaremos las siguientes:

 
  • Quiero que volvamos a estar juntos, aun cuando mis papás discutan.
  • Papá no sabe lo triste que es para mí vivir en casa sin él.
  • ¡No es justo! • ¡Mi familia se rompió en mil pedazos!
  • Papá siempre está ocupado con su nueva familia.
  • Nadie tiene tiempo para mí.
  • ¡Estoy triste cuando veo a mi mamá o a mi papá tristes!
  • ¡No sé que les pasa a mis papás!
  • ¡Ojalá mis papás no pelearan por mi!
  • Papá nunca pensó en nosotros cuando se fue. Solo pensó en él.
  • Papá dice que dejó a mamá, pero él realmente me dejó a mí.
  • ¡Es mi culpa!
  • Me aburro en la casa de mi papá.
  • ¡Quiero vivir con mi papá! ¡Me hace mucha falta!
  • ¡Extraño a mi papá!
  •  ¡No quiero estar con ELLA!
  • ¡Papá quiere más a los hijos de ELLA que a mi. Siempre está con ellos!
  • ¡No me gusta el marido de mamá!
  • Mamá quiere más a su novio que a nosotros.
  • Mamá permite que ÉL se comporte como si fuera mi papá.
  • Mamá no tiene tiempo sino para ÉL.
  • Mamá es otra desde que se casó con ÉL.
  • ¡Mamá permite que ÉL me regañe!
  • ¡Ojalá éste matrimonio también se acabe!
  • ¡Vivíamos felices sin ÉL!
  • Mamá no tiene suficiente dinero y siempre está preocupada. Quisiera poder ayudarla, pero no sé cómo.
  • Las nuevas parejas de mis papás jamás serán: otro padre, aunque pretendan serlo; quienes me digan qué debo hacer, aunque a mis papás les parezca correcto; o los amigos que dicen ser, pues siempre me culpan de todo.


Estas y otras afirmaciones representan el proceso de adaptación a la nueva vida. Es responsabilidad de todos los adultos involucrados ayudarles a aceptar la situación y permitirles sentirse orgullosos de la familia a la cual pertenecen ahora. Recuerde que el amor es indispensable para lograrlo.


Por: Gloria Mercedes Isaza  
Divorcio, Hijos y Sicología

     

El Divorcio

Divorcio: Si o No
Tomada la Decisión
Un Buen Divorcio
Relación Con La Expareja

Ser Divorciado

Recuperándose
Padre Divorciado

Los Hijos

Como Viven El Divorcio
Viviendo En Dos Casas
Cómo Ayudarlos

Nuevas Parejas

Una Segunda Oportunidad
Familia Ampliada
Dificultades